30.12.11

Recortes

Hicieron los recortes que dijeron que harían e hicieron también los que dijeron que no harían. A estas alturas Mariano parece una mezcla de dos personajes de ficción, Eduardo Manostijeras y Pinocho.

Por otra parte, nada que no se supiera de antemano.

29.12.11

Grafitti

26.12.11

Luces

20.12.11

Recortes

"Los recortes en educación aumentan el producto interior bruto"
Alguien en la radio

19.12.11

Píntalo todo de plata

11.12.11

Grafitti

Iconos de la cultura pop combinados, Miro Pereira vs Supermario

...

6.12.11

Sobre la posesión de las almas

En tiempos del románico en las portadas de las catedrales los artesanos que las construyeron esculpieron el pantocrátor en su mandorla, un Cristo sentado en un trono cual rey terrenal. La religiosidad del momento venía marcada por un Cristo que imponía su autoridad, amenazador y que utiliza el miedo a la condena eterna para mantener las ovejas en el redil. Después, en los siglos del gótico, el sistema dejó de usar el miedo para centrarse en la invitación y la promesa de tiempos mejores (postmortem, así nadie podría dar cuenta de ello). Esto quedó reflejado en las catedrales con el cambio del Jesús malencarado por la figura amable de María sonriente con un Cristo bebé en brazos (Notre Dame de París, la Virgen Blanca de León, etc).
El método debió ser exitoso y se volvió a emplear en el siglo XX para acercar almas a la nueva religión del momento, el capitalismo/consumismo. Invitaron a la gente a consumir, a gastar, a hacerse tarjetas de crédito, a ver publicidad, a hipotecarse de por vida...
Pero a día de hoy, tras los años felices, parece que sufrimos una vuelta a los oscuros años del románico en los que el miedo se emplea para el control de nuestras almas. Primero el miedo a los numerosos terroristas nos llevó a entregar nuestra intimidad y libertades. Ahora el miedo a la crisis nos hace ceder logros sociales, derechos y nuestro bienestar.
Se la entreguemos a quien se la entreguemos nuestra alma está condenada.


Nota: hoy un catedrático en economía comentaba que no hay riesgo de que el Euro caiga, puesto que esto no beneficiaría a nadie, pero si que existe el interés en generar el miedo a la caída de la moneda europea para imponer recortes y reformas.

New release

1.12.11

Mentiroso, mentiroso...

Sobre las mentiras de Mariano, Feijoo, Esperanza y demás impresentables acerca del aumento del número de horas de clase del profesorado. Éste no resulta en una mejora de la enseñanza, sino en todo lo contrario.
Evidentemente, y por más que mientan esto es así, el número de horas de clase que recibe el alumnado no varía. Al alumno, en cuanto a horarios, no le afecta en absolutamente nada el aumento.
En segundo lugar, y esto es el por qué reduce la calidad de la enseñanza, las horas de clase que se aumentan al profesorado se hace con las llamadas afines, es decir con las horas de música que va a impartir el profesor de matemáticas, las horas de dibujo que va a dar la profesora de ciencias sociales, las horas de de inglés que dará la profesora de francés, las horas de tecnología que va a dar el profesor de educación plástica, etc... (y son todos ejemplos reales).
Digan los motivos reales, no inventen cuentos.

Las dudas:
¿Por qué tanto gasto en material inútil que nunca se va a utilizar (Abalar por ejemplo) y no en lo importante, puede ser que instalar pantallas táctiles en un instituto se pueden inaugurar (con foto del conselleiro) y más profesores no?
¿Qué pasa con el aumento de la ratio de alumnos por clase, no incide en la calidad?
¿Por qué mola más decir ratio que número?